domingo, 16 de octubre de 2016

¿Eres o no un ángel?



Afecta a la mayoría de mujeres, de la edad que sean, en el país que estén y en cada tienda a la que deseen ir.
¿Estamos ante una guerra de " cuerpo a cuerpo " o simplemente son los diseñadores y la sociedad los responsables de este conflicto?

- By Laura Ramón Andréu
16 Octubre 2016

Durante toda la historia del ser humano cada hombre y cada mujer ha tenido un referente al que seguir, puede tratarse de tu madre, tu hermana, tu mejor amiga, un cantante que está ahora muy de moda o una modelo que has visto en una revista.
Claro, que es ahora en el siglo XXI cuando la tecnología comparte con nosotros cada momento, cada segundo de nuestro día y por ello estamos más vinculados a todo aquello que está siendo trending en este mismo instante, por ejemplo el mundo de la moda.

Obviamente han existido distintos cánones de belleza según hemos ido avanzando a través de los siglos.
Antiguamente las mujeres debían ser pálidas ( y no morenas, como nos encanta ponernos cada verano en la playa). Esto era debido a que si la piel era caucásica significaba que era una persona de la nobleza que no trabajaba a la luz del sol.
También podemos mencionar las aclamadas y difíciles, aunque más bien imposibles de obtener 90-60-90 de nuestra querida Marilyn Monroe.

Pues bien, como sabemos, desde hace algunos años las modelos que han pasado por las pasarelas han dado mucho de que hablar debido a su extrema delgadez como ocurre en el caso de las famosas ángeles de Victorias' Secret.
Pasarelas, fans, miles de tiendas y productos. Han sido alabadas, deseadas y odiadas. Miles de adolescentes y jóvenes alrededor de todo el mundo las idolatran por tener los cuerpos que toda chica sueña con tener. Claro, que hay otros tantos de miles que sienten odio hacia ellas por no conseguir dicho cuerpo.
Como era de esperar se han convertido muchas de ellas en las favoritas de masas.
Pero también se les atribuye en algunos casos, el reciente auge de las muchachas hospitalizadas por anorexia o bulimia. Bueno, se les asigna a ellas y a todos esos diseñadores y marcas que deciden jugarnos una mala pasada decidiendo por su cuenta hasta que talla está bien vestir unos pantalones y por ello no fabricar una talla mayor, o el derecho de poner el mismo número en un vaquero y que no se corresponda con unos comprados unos años atrás. [Se podría decir que hasta esos pantalones de la talla 38 son dos dedos más anchos que los recién comprados de la 40]
Y ustedes se preguntarán: ¿ Hasta tal punto llegan para adelgazar unos kilos?
Yo les respondo. En esta sociedad tan crítica con el propio ser humano, en la que si no cumples una serie de reglas que te vienen impuestas por los medios no encajas.

Sin embargo hace año y medio, más o menos, surgieron fotos de modelos que desafiaban esta nueva norma que se había impuesto, y empezó el estilo curvy. Es decir, mujeres de cintura, pechos y muslos anchos que hasta haría unos meses antes no se nos hubiera pasado por la cabeza que acabarían en una pasarela de alguna marca famosa.
Cada minuto que pasa hay más mujeres reivindicando ese estilo, llegando a hacer una campaña denominada I'm not an angel , en la que critican de forma indirecta a las ángeles anteriormente mencionadas.

Llegados a este punto, todos deberíamos estar contentos, cada una que se identifique con el canon que le plazca. Pero esto nunca pasa. ¿Están las modelos curvys descalificando a las chicas de tallas inferiores a las suyas? Muchos lo comentan, les hacen sentir mal con su cuerpo porque no tienen las curvas que ellas quisieran tener.

¿Se ha convertido esto en un enfrentamiento a muerte entre las mujeres  para saber qué cuerpo es el correcto? Al parecer hoy día, todavía no comprendemos correctamente la diversidad, y el típico dicho de que en lo diferente está la clave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario