domingo, 18 de diciembre de 2016

Queridos Reyes Magos...

"Queridos Reyes del lejano Oriente, quiero una mascota estas Navidades".

-By Laura Ramón Andréu
18 Diciembre 2016

Las fechas más señaladas alrededor del mundo por todos los niños y adultos se encuentran ya a la vuelta de la esquina. Cada año empezamos las fiestas con increíble entusiasmo y alegría y solemos terminarlas engullidos por el materialismo de estos días tan significativos. Y es que hemos transformado la Navidad en una serie de homenajes a los centros comerciales y a las tarjetas de crédito.
Adiós a la magia de adornar el árbol en familia, ahora a los niños solo les interesa cuál será el juego que apuntarán en su interminable carta.

Pues a esta <<celebración>>, si es que podemos seguir denominándola con dicho término, se le ha unido el regalo revolucionario para todos los hogares, y no, no es ningún teléfono móvil o el último juego para la play, se trata de colocar un lazo rojo alrededor de la cabeza de cualquier mascota.
Exacto, un animal de compañía que se convierte automáticamente en el number 1 de nuestra lista de deseos. Estamos en un momento clave en el que ofrecemos la vida de un ser vivo como presente.
Bueno, presente que se llevará de nuestro bolsillo unos 200€ como mínimo porque obviamente éste tiene que ser de raza pura.
Y esto es como diría mi madre: << La pescadilla que se muerde la cola>>. Porque todo es precioso tras obtener a ese divino cachorro, todo son risas hasta que pasan seis meses y nuestra adquisición navideña no nos hace ni caso porque no hemos podido adiestrarla debido a que nos hemos desentendido totalmente de ella al volver a la rutina y por lo tanto, no puede acompañarnos en vacaciones por lo que decidimos abandonarlo porque seguro que lo encuentra alguna protectora.

Y eso es lo triste lectores, lo peor de este hecho tan común cada 25 de diciembre o 6 de enero, es la mirada de soledad de cada perro que reside en un refugio de animales esperando por fin a que alguien decida abrir la puerta de su jaula y le elija porque sí, porque él también necesita amor que compartir durante todo el año. Muchos de esos animales domésticos que ahí residen fueron abandonados por esos dueños que tenían tanta ilusión de obtenerlos.

Sin embargo, todavía quedan esos ángeles de la guarda, esos voluntarios de cada protectora que aún siendo vacaciones, sábados o domingos deciden dedicar una o dos horas de su preciado tiempo para acudir allí, y hacer llegar a la multitud lo fantásticos que esos animales son y la necesidad que tienen de encontrar un hogar y una familia que les acoja. Por eso os invito a pinchar en este enlace http://protectoraoriolana.org/ para que descubráis el maravilloso trabajo que realizan en ASOKA y os enamoréis de esos perros, gatos, caballos, etc. que os están esperando con tanta ansía.

Así que ya sabéis, si estas Navidades vuestra familia quiere una mascota como regalo, hacedles ver que no son juguetes de usar y tirar, requieren tiempo, dedicación y sobretodo cariño. Y lo más importante hacedles comprender que las razas solo son una manera de calificarlos por su físico porque cada uno de esos animales dará todo el amor que tenga en su interior y más.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Cuando te hartes de amores baratos...

Para siempres que duran semanas, amores de discoteca y whatsapp como Celestina por excelencia. ¿Los jóvenes de hoy en día saben lo que es el amor o únicamente la propia palabra ha perdido su significado?

- By Laura Ramón Andréu.
11 Diciembre 2016

Es comúnmente conocido que los romances ya no son como eran. No. Las cartas perfumadas en las que declara uno su más sincero y profundo amor se han convertido en una bonita parte de la historia. Pero a estas letras llenas de ternura y afecto le acompañan las llamadas de teléfono sin motivo aparente, los ramos de rosas rojas y aunque aún sobreviven algunos << te quiero >> , se dicen con miedo y se necesita bastante osadía para conseguir pronunciarlos.

Nos encontramos actualmente en un mundo en el que al parecer confesar nuestros sentimientos puede tener las mismas repercusiones que una bomba atómica en el centro de la capital más famosa del país. Es un hecho, los adolescentes han llegado a una etapa en la que prefieren ocultar lo que sienten, lo que hay dentro de ellos, lo que no se atreven a compartir. Quizá sea debido al miedo adquirido ante una negación inminente o tal vez sea un temor ocasionado por no estar preparados para algo serio.

Salvando a unos cuantos valientes, la mayoría decide llevar el deseo y la pasión como objetivo y utilizarlo en fiestas y demás eventos de la índole, para más tarde acabar en la mítica idea de: si te he visto, no me  acuerdo.
Obviamente también es una forma de pasar un buen rato sin arriesgarse a nada más que unos cuantos besos y toqueteos y largas charlas por whatsapp, nuestro ya fiel compañero en los días que corren, pero...
¿Es eso ante los que estamos sometidos hoy día? ¿Amores que van y vienen, sin profundizar en su recorrido siquiera? Probablemente la ilusión y la magia se hayan visto deterioradas. Crecen observando las relaciones a través de pantallas, en las que retumban las voces de los elegidos para MyHyV o Gran Hermano, donde se observa que el cariño  solo se adquiere debajo del edredón.

Puede que sea el momento de plantearnos si las nuevas generaciones están preparadas para un romance juvenil o simplemente desean esperar sin prisas a esos príncipes azules que reinan en los sueños de cada princesa. Pero como ya sabemos: El amor llega cuando tiene que llegar.

Puedo ponerme
digno y decir:
toma mi dirección,
cuando te hartes
de amores baratos
de un rato...
Me llamas.
 
- Joaquin Sabina. 

domingo, 4 de diciembre de 2016

Días de lluvia en forma de lágrima

-By Laura Ramón Andréu.

04 Diciembre 2016

Un suspiro que se convierte en un anhelo, un anhelo que se transforma en una lágrima.

Y así como si nada el cielo decide nublarse y volverse de un gris tristeza. El viento comienza a soplar y tras él las gotas de lluvia caen sobre el asfalto de la calle más transitada de tu ciudad. Pero yo no estoy ahí, en esa gama fría de gentío refugiándose del agua cristalina, yo me encuentro lejos de allí y de ese lugar.

Disfruto del aroma único de la tierra cuando está mojada, y de las flores rojas, rosas y amarillas que obtienen al fin su momento para resaltar y dibujar sonrisas en el otoño. Adoro la ligera obra de arte que se dibuja en los charcos cuando caen las gotas compañeras en él. Y las risas de los más pequeños al contemplar sus botas manchadas de diversión.

Me acuerdo de ti. De tus búsquedas hacia mí. Viento, lluvia, tormenta, ni hasta el más peligroso rayo podría hacer detener tu viaje porque sabías que yo iba a esperarte. Nunca dudé en encontrarte y tú jamás pensaste en dejar de acudir a tu cita cada día.

A día de hoy se me sigue haciendo extraño no verte más, ni escucharte, ni agradecerte una vez más, porque ya no puedo, porque ese tiempo ya pasó y ahora parece tan efímero.

Y es por eso que ahora tengo una lágrima que se transforma en un anhelo, un anhelo que se convierte en un suspiro.