domingo, 7 de mayo de 2017

Reina de diosas

-by Laura Ramón Andréu
07 Mayo 2017
Hoy, mi mente se ha quedado en blanco y mis manos no han tenido la agilidad de siempre para plasmar las palabras en este artículo. He pasado horas escribiendo y borrando lo escrito. Y se hace díficil el querer explicar, o al menos intentar hacerlo, el inmenso amor que soy capaz de sentir por ti.

Tú, reina de todas las diosas y musa por excelencia.

Envidia de todo un firmamento por desprender más luz con tú sonrisa que millones de estrellas en la noche más oscura.

Voz angelical que emite las canciones más bellas del mundo cuando crees pensar que nadie está allí para escucharte.

Manos sanadoras, capaces de curar heridas jamás conocidas, hasta aquellas que abren su brecha en ese lugar oculto dónde todo duele más.

Oídos, que han escuchado largas risas pero también los más tristes sollozos.

Mirada que relaja, tranquiliza y amortigua cada golpe.

A ti, que eres la responsable de hacerme sentir en paz, porque tus brazos son el lugar más seguro al que acudir en aquellos momentos en los que mi mente ya tropieza.
A ti, mi madre, mi amiga, confidente y defensora, la que me apoya y aconseja.
A ti, que con una mirada ya me entiendes y no necesitas más palabras que salgan de mi boca disparadas.

A ti, Mari Carmen, Mamá, Mica.

A ti, porque un "te quiero" se me queda corto.