jueves, 3 de agosto de 2017

La Ley ha hablado



Resultado de imagen de chica autobus valdemoro


Prisión de seis meses a un año para las víctimas que difundan vídeos o imágenes de acoso.

-By Laura Ramón Andréu
03 Agosto 2017

La noticia del acoso que ha sufrido una joven en un autobús de Valdemoro se ha extendido como la pólvora por toda España. Esta rápida difusión se ha llevado a cabo a partir de que la muchacha publicase vía Twitter, una de las principales redes sociales de la actualidad, un vídeo e imágenes en las que se muestra como el hombre que se encontraba frente a ella en el bus estaba masturbándose mientras la contemplaba.

Sin duda la chica ha sido aclamada por su valía al denunciar lo que ocurría, puesto que en otras muchas ocasiones la reacción de la acosada suele ser quedarse paralizada y sin prueba alguna. Obviamente como este caso hay muchos más que intentamos que no pasen desapercibidos. Uno de ellos es el caso de Natalia, amante de las playas nudistas y que hace unas semanas sufrió un mal momento cuando un hombre que paseaba vestido por aquel lugar empezó a masturbarse delante suya mientras le insinuaba y decía groserías, al final Natalia no pudo disfrutar de su día de vacaciones y tuvo que volver a su casa sintiéndose sucia y utilizada. Otro caso puede ser el de una de las chicas a las que sigo en twitter y cuyo nombre no recuerdo. Esta vez la adolescente se encontraba también en un transporte público, el tren. Su acompañante utilizaba su "continua torpeza" para que se le cayeran los auriculares y así al recogerlos del suelo acariciar las piernas de la muchacha, quien también tuvo la osadía de grabar un vídeo en forma de denuncia y ayuda.

Como hemos podido contemplar, el vídeo de Valdemoro no se trata de un caso aislado, sino de una realidad escalofriante. Ahora bien, según el artículo 186 del Código Penal se contempla prisión entre seis meses a un año y multas de doce a catorce meses para aquellos que difundan estas prácticas exhibicionistas en redes sociales a las que menores o discapacitados puedan acceder.

Ese es el motivo por el cual dichos vídeos no deben ser publicados, porque se trata de exhibicionismo y por tanto está catalogado como un trastorno sexual dentro de la parafilia (impulso sexual, fantasía o comportamientos que implican actividades u objetos poco habituales en las que el individuo necesita sentirse superior que la víctima). Según varios psicólogos los exhibicionistas únicamente pueden llegar a la excitación y al orgasmo mediante el exhibicionismo. También se plantea el dilema de que en la mayoría de casos este trastorno se produzca de hombres hacia mujeres. La respuesta es sencilla, a parte de la timidez o complicaciones que llevan  a cabo los exhibicionistas a la hora de relacionarse con mujeres, el machismo sigue siendo el factor principal de esta ecuación. Esto se debe a la cantidad de vídeos de carácter sexual y pornografía en los que aparece el hombre masturbándose a costa de mujeres que desconocen lo que ocurre, o como en la mayoría de ocasiones la forma en la que se trata a la mujer como un sucio mecanismo de conseguir placer.
 
Aún así el exhibicionismo sigue siendo para la justicia una "perversión menor" en la cual el expositor acaba en ocasiones sin cargos, o con un arresto domiciliario y una modesta multa, como ocurrió con el caso del exhibicionista que hallaron en la puerta de un colegio y que tenía una larga historia de exhibicionismos que no habían sido castigados por la ley.

Pero entonces ¿qué debemos hacer si nos ocurre algún tipo de acoso como los nombrados anteriormente? Claramente no entrar en pánico e intentar reaccionar con sabiduría. Viviendo en los tiempos que corren seguro que tenemos algún dispositivo móvil con cámara cerca. Si nos vemos capaces podemos hacer vídeos o fotos para después presentar las evidencias ante la policía y que ellos puedan hacer su trabajo, pero recuerda, que no te pueda tu impulsividad de compartir esas pruebas con el mundo porque si lo haces tal vez te esperen seis meses detrás de unas rejas.

 

 

2 comentarios: